Sonríele a la vida y la vida...

Por Enrique Aguilar

Sonríele a la vida y la vida te sonreirá

 

Hoy, caminando por el bosque le sonreí a un árbol y a continuación sentí una alegría interior profunda. Animado, le sonreí a otro árbol y mi vibración interna se elevó aún más.

 

Seguí jugando a este juego y de repente, se desveló en mi mente: "sonríele a la vida y la vida te sonreirá.

 

Un profundo agradecimiento estremeció mi cuerpo. 

 

 


 

Llevo tiempo que no le sonrío a la vida, no cualquier sonrisa sino la sonrisa íntima, que nace del alma y sintoniza con la unidad de la vida, lo había olvidado. Seguí con mi paseo y reconocí la piedra, reconocí la planta, reconocí al pájaro, reconocí al árbol y a medida que me adentraba en ello más vivo me sentía. Reconocía la vida y al hacerlo, me reconocía a mí como expresión de vida. Reconozco el alma que habita mi cuerpo y el amor que surge cuando lo hago.

 

Creo que el origen profundo  de la enfermedad, del sufrimiento y de la angustia humana es el reflejo de un olvido. De olvidar de quiénes somos en esencia. En mi experiencia así lo reconozco.

 

La etimológía de la palabra olvidar hace referencia a ponerse denso, oscuro. Realmente cuando vivimos en el olvido vivimos en la oscuridad y en la densidad.

 

Hoy en compañía de una maravillosa presencia he recordado. "Re-cordar" volverse a unir.

 

Y no contaría todo esto si mi propósito de vida no fuera ayudar a otros a re-cordar. Puesto que sí es mi propósito, aquí dejo estas palabras por si a alguien le resuena o sirven de puente para conocernos.

 

Este mes de septiembre hace 11 años que inicié mi trabajo con el juego y el desarrollo humano. No imaginé entonces lo profundo e importante que es que volvamos a jugar. La alegría que nos trae el juego a nuestras vidas es una de las vías, aún poco exploradas, para salir del olvido y reencontrarnos con nuestra esencia. 

 

Gracias

Enrique Aguilar

Taller de introducción al Coaching Lúdico

Proceso de formación en Coaching Lúdico


Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    Mercedes (miércoles, 05 septiembre 2018 07:42)

    Me fascina todo lo que escribió allí. Magnífico.

  • #2

    Dora (miércoles, 05 septiembre 2018 08:48)

    Sí, sí...¡Cómo me ha resonado¡ ¡Qué regalo ha sido la chispa que me sacudido por dentro! ¡Gracias Enrique¡ Gracias una vez más por ayudarme en la tarea de recordar quién soy. Te
    abrazo, amigo del alma �