Elevar la vibración

Por Enrique Aguilar

Como ya sabéis, estamos viviendo momentos revueltos. Las estructuras viejas y dañinas se están desmoronando y algo nuevo  está en gestación. Además, está sucediendo a todas las escalas, desde lo individual a lo colectivo. Todos los sistemas están implicados: el relacional “yo-tú”, el familiar, el social, el económico, el ambiental...

Y también a otras escalas menos contempladas en nuestra vida cotidiana como son los cambios que se están produciendo en el campo magnético del planeta y la influencia de las tormentas solares sobre el mismo.


Yo veo que todo está relacionado y que cada uno de nosotros debe sintonizarse con los cambios que se está produciendo en la madre tierra. Sintonizarse significa renovar la energía, soltar esquemas rígidos de funcionamiento vital para elevar la vibración tal y como lo está haciendo el planeta.


Hasta ahora hemos funcionado principalmente con nuestro hemisferio izquierdo del cerebro, esto ha generado una calidad energética en nuestro cuerpo que ha determinado una forma de relacionarnos y de organizarnos socialmente. El cambio de nuestra energía pasa por comenzar a operar, cada vez más, desde el hemisferio derecho del cerebro. Al igual que el planeta está cambiando el polo magnético del norte geográfico al sur geográfico, nosotros debemos cambiar nuestro electromagnetismo del hemisferio izquierdo al derecho. O lo que es lo mismo, pasar de lo masculino a lo femenino, del pensamiento racional al pensamiento holístico/intuitivo, de la competición a la cooperación, de mirarnos el ombligo a mirar al otro, de la energía de las tripas a la energía del corazón...


La TERP es una práctica que ayuda a dar este paso persona a persona. En cada sesión seguimos el siguiente proceso: SOLTAR-CONECTAR- EXPANDIR-SER. 


SOLTAR lo que condiciona, lo viejo, lo que ya es un impedimento en la vida.
CONECTAR con la vida que uno es, con su centro, con sus necesidades genuinas y con su poder personal.
EXPANDIR lo que uno es, sentir la fuerza impulsora del corazón, mirar al otro sin miedo
SER, iniciando un movimiento hacia lo esencial, elevando la vibración y la consciencia.

Escribir comentario

Comentarios: 0