Cuento "El siguiente paso"

Por Enrique Aguilar

"Estaban la mente, el miedo y la risa discutiendo sobre cuál sería el siguiente paso. Se adelantó el miedo diciendo:

¡Cuidado! No vayamos a dar un paso en falso. En mi prudente opinión, deberíamos quedarnos aquí, esto ya lo conocemos, así, no pasará nada malo.
La mente consideró el argumento del miedo y se puso a hablar para ella misma:
Debemos dar un paso ¿sí o no?. ¿Digo que sí o digo que no?. Si digo que sí, ¿por qué no?, ¿y si digo que no porque sí?. ¿Y si no digo ni que no ni que sí?, ¿entonces que digo?, ¿hay otras posibilidades? Sí o no. Si digo que sí, ¿por qué no?, ¿y si digo que no porque sí?. ¡Qué rollo esto del sí o no!, ¿a que sí?. ¿Y por qué sí?. A lo mejor es no y yo estoy creyendo que sí.
¡¡Síiii!..... o no. Ya estamos otra vez, en fin, ¿qué posibilidades tengo de resolver este enigma sin dar círculos constantemente?. Pero... ¿existe enigma? sí o no.
Vale pues sí, ¿pero sí a qué?, no lo sé, entonces no. Decidido, mi respuesta será  NO.
Síiiiiii - aplaudió el miedo.



La mente fortalecida por su decisión añadió:
Ahora contestaré NO a todas mis preguntas, ¡qué tranquilidad da el saber la respuesta de antemano!. Así no hay que pensar, no hay duda, no hay incertidumbre, no hay riesgos, estaré tranquilo porque no habrá nada malo que me sorprenda.
Ahora que tengo la respuesta buscaré las preguntas que me indiquen sobre el siguiente paso..........Ah!, se me ocurre una, ¿es bueno tener la respuesta elegida de antemano?.

Llegada a esta situación, la mente y el miedo quedaron desconcertados por la contradicción, y encima,  mientras ellos estaban preocupados por el siguiente paso, la risa reía.

- Ja ja ja ja ja ja, .. Jajajajajaja,..... jajajajaja

La risa reía y reía cada vez más fuerte y durante más tiempo, tanto que la mente y el miedo dejaron de oírse entre sí. Con el tiempo empezaron a aburrirse hasta alcanzar la apatía.
La risa: reía y reía...... reía y reía.

Finalmente, la risa decidió tomarse un respiro y todo quedó en calma. Desde este silencio, desde el más profundo silencio, mientras el miedo y la mente dormían, el siguiente paso, simplemente, ocurrió".
FIN

Escribir comentario

Comentarios: 0