SOBRE EL COACHING LÚDICO


El Coaching Lúdico es una práctica que ayuda a las personas a recuperar el niño/a interior maduro.

Requisito imprescindible para sentir el gozo de vivir.

Bajo la nomenclatura de “niño interior maduro” incluimos una serie de capacidades que todo ser humano posee en potencia y que, por el tipo de educación recibida, no fueron suficientemente desarrolladas. Capacidades como la de expresión libre y espontánea, la vivencia del estado de flujo, la permanencia en el disfrute por el disfrute, la flexibilidad y adaptabilidad creativa, la conexión instintiva consciente, el gozo empático, la vivencia amorosa incondicional, la expresión corporal espontánea, la expresión emocional fluida y otros aspectos dentro de esta familia de capacidades del potencial humano.

 

 

Capacidades que han de ser integradas por aquella persona que aspira a una vida orientada hacia la felicidad, que no es otra cosa que una vida orientada hacia la realización del Ser.

En una sesión de Coaching Lúdico podemos ver

a personas moviendo sus cuerpos con alegría, jugando con la música y otras artes, en definitiva, adultos que entran en un espacio de una gran riqueza expresiva, donde el resultado no tiene importancia y el proceso lo es todo.

 

En poco tiempo creamos un espacio y un tiempo, "fuera de lo ordinario", donde la expresión espontánea/vital y la expresión emocional se dan con facilidad. Teniendo en cuenta que, en la "vida ordinaria"  atados al principio del deber, nuestra espontaneidad y nuestra emocionalidad tienden a estar reprimidas, tener un espacio donde poder expresar, liberar y conectar, es, para quien aspira a la felicidad, totalmente necesario.

 

 

El Coaching Lúdico se practica en grupo y se desarrolla bajo un encuadre original, riguroso y metódico dando origen a un espacio de expresión libre al que llamamos estado de juego.


Este estado se caracteriza porque nuestra mente, nuestro sentir y nuestro obrar se alinean con la experiencia presente, es decir, vivimos el aquí y ahora con plenitud. El catalizador de este estado es el disfrute por el disfrute.

Y, para que esto ocurra, el coach lúdico genera un encuadre de trabajo que denominamos “ecología del potencial humano” y establece un vínculo centrado en las personas que forman parte del proceso.

El Coaching Lúdico usa la experiencia lúdica como instrumento de crecimiento y transformación

Jugando podemos probar experiencias nuevas más allá del miedo, podemos arriesgar sin temor, precisamente porque estamos jugando.

 

En este "como sí" está la riqueza de la experiencia lúdica en la transformación de la persona.

Entramos en un mundo donde las posibilidades de expresión del potencial es infinito, puesto que cuando usamos la imaginación, la emoción y la energía vital al servicio de la creación en un contexto lúdico, la persona actualiza su potencial.

Cada persona posee un juego original

Para establecer contacto con él es imprescindible recuperar

el principio del placer

El juego original de una persona hace referencia a una tendencia a realizar ciertas experiencias por el disfrute mismo de hacerlas. Este juego lo podemos observar en los niños/as si permitimos su juego libre sin interferencias de los adultos. También lo podemos observar en adultos que hacen lo que les apasionan, su trabajo es su juego.

 

Esta tendencia lúdica es la base del talento personal sin pulir. Ser consciente del juego propio y darle evolución para que madure, es lo que, en mi opinión, muchos llaman la misión de vida. Lo que tu ser ha venido principalmente a manifestar.

Nos faltan algunas neuronas, así vamos...

Los últimos estudios de la neurociencia certifican que la interferencia del juego en la infancia, a la que todos fuimos sometidos, inhibió el desarrollo de ciertas conexiones neuronales que hacen que la expresión de nuestro potencial esté limitado. En especial en lo que se refiere a los aspectos afectivos/relacionales y a nuestros impulsos espontáneos. Se sabe que jugar estimula la neurogénesis no sólo en niños sino en adultos que se adentran en un proceso de coaching lúdico.


Con el Coaching Lúdico hemos comprobado que activamos parte del potencial dormido de la persona

El Coaching Lúdico es fruto de la investigación y experiencia de Enrique Aguilar.  Más de 28 años trabajando con el juego en el ámbito educativo y del desarrollo humano. Los últimos 10 años investigando intensamente mediante la práctica que ahora denominamos coaching lúdico. Somos testigos del poderoso efecto transformador que surge cuando una persona integra el principio del placer en su vida.

 

El coaching lúdico ofrece la oportunidad a los adultos de recuperar y activar la capacidad de permanecer conectado a la experiencia por el disfrute mismo de realizarla. Esta capacidad natural, que los niños poseen y que se va interfiriendo con el proceso de educación, es la base para desarrollar una vida orientada hacia el talento, la creatividad, la abundancia y el realización personal.

 

 

Cuando una persona comienza a recuperar su juego es sinónimo de ir recuperando su poder personal y la libertad de elegir su camino en paralelo a los modelos impuestos.

  

Volver a jugar nos ayuda a encontrar la brújula del entusiasmo y, el entusiasmo hace que pongamos en funcionamiento nuestro potencial para crear nuestra vida con la orientación deseada, con sentido de plenitud y autorealización.

"La tradición hindú describe el juego como la suprema fuente creativa de la realidad. Lila (palabra en lengua sanscrita) es un concepto que significa “diversión o juego”. Lila es una forma de describir toda la realidad, todo el cosmo, como el resultado del juego creativo del divino absoluto."

(Fuente: “A jugar” Stuart Brown: Médico, Psiquiatra, investigador clínico y fundador del National Institute for Play de Estados Unidos)

Somos especialistas en formación

Próximas convocatorias:

  • Intensivo de verano en Cataluña- julio 2017
  • Intensivo de verano en Madrid-agosto 2017
  • Cursos regulares en Barcelona - octubre 2017

Taller en Busca del entusiasmo

Taller de fin de semana en Barcelona y Madrid ideal para conocer la propuesta del Coaching Lúdico y llevarte una experiencia personal nutritiva