FORMACIÓN EN pedagogía del entusiasmo

Breve descripción

La naturaleza lúdica de los seres humanos nos ha llevado a realizar cosas extraordinarias. Jugando, curioseando, probando a ver que pasa hemos creado la ciencia, la tecnología, la filosofía, en general nuestra cultura. “El juego es la forma más elevada de investigación” dijo Albert Einstein.

 

En la etapa infantil del ser humano la consciencia lúdica es el estado natural, en este estado se vive en una actitud interna que podríamos denominarla “todo es posible”. Fantasía, imaginación y realidad se entrelazan para vivir en un estado de maravilla. La mentalidad y actitud para experimentar la vida se ubican desde el lugar interno de abundancia, todas las posibilidades son viables.

 

Lamentablemente, de camino hacia la adultez vamos perdiendo esta actitud interna de abundancia y nuestra mentalidad va perdiendo capacidad de generar nuevas realidades, pasando de “todo es posible” a “sólo tengo dos posibilidades”.

 

Partimos de la abundancia, es decir, nacemos con un potencial creativo ilimitado. Sin embargo, cuando observamos a la población adulta sólo unos pocos están teniendo acceso a este potencial creativo y vemos como una mayoría de personas están viviendo en la escasez de las “dos posibilidades”.

 

Sin duda, el proceso de educación (padres y educadores), tal y como lo estamos haciendo, está construyendo esta mentalidad de la escasez, mermando la capacidad creativa de cada nueva generación.

 

¿Qué estamos haciendo los educadores para crear esta mentalidad de la escasez sin pretenderlo? ¿Qué podemos hacer para revertir esta situación? ¿Qué tenemos que dejar de hacer? ¿Cómo activar el potencial creativo de nuestros alumnos para que construyan vidas valiosas y con sentido?

 

Sin duda, es un reto afrontar estas cuestiones y otras muchas que hoy en día están en la actualidad educativa. Ahora bien, teniendo en cuenta que los educadores son adultos referentes para sus alumnos, hay una pregunta qué todo educador debe realizarse antes de emprender su labor ¿En qué soy digno de ser imitado? ¿Qué ven mis alumnos de mí que les sirva en su desarrollo?

 

¿Cómo vamos a transmitir una mentalidad de la abundancia, una mentalidad creadora a nuestros alumnos si, nosotros, los educadores, estamos en la mentalidad de las “dos posibilidades”?

Finalidad

Este proceso está enfocado para que los educadores liberen su potencial creativo, conecten con la alegría y el entusiasmo. A la vez esta formación capacita a los educadores en estrategias metodológicas para activar el potencial creativo de sus alumnos.

Objetivos

  • Abrir un espacio de reflexión y toma de consciencia sobre las tendencias de: “educar para introducir dentro” y “educar para sacar de dentro”
  • De la pedagogía del contenido a la pedagogía del potencial humano.
  • Tomar consciencia de la vital importancia  de ayudar a los escolares a que descubran y se mantengan conectados a lo que más les gusta.
  • Descubrir la relación existente entre el talento personal/profesional y el juego de la infancia
  • Entender que el futuro del desarrollo de una sociedad pasa por apoyar intensamente el talento de los individuos y que las prácticas pedagógicas que nacieron con la revolución industrial que hoy en día se practican, están caducas.
  • Establecer un conjunto de sugerencias estratégicas para pasar de una “pedagogía del miedo” a una “pedagogía de la alegría”.
  • Realizar un proceso personal de activación del potencial creativo y de activación del entusiasmo por la vida y la labor educativa.
  • Adquirir recursos y herramientas para activar el potencial creativo de los alumnos: el juego expresivo y los retos lúdicos. 

Contenidos

  • El entusiasmo y el talento
  • La activación del potencial humano
  • La actitud positiva
  • La mentalidad de la abundancia y la mentalidad de la escasez
  • Lo lúdico como experiencia natural de activación del potencial humano.
  • El juego original de cada persona
  • Relación juego de la infancia y talento profesional
  • Relación entre frustración y violencia
  • Relación entre una economía próspera y una educación basada en apoyar el talento personal desde el comienzo del proceso de escolarización.
  • Jugar es aprender
  • Aprender a través de exámenes frente aprender a través de retos lúdicos
  • La pedagogía de  la alegría: una apuesta de futuro
  • De la homogenización escolar a la singularización escolar
  • La importancia de la transformación personal de los educadores como agentes activadores del potencial humano
  • El juego expresivo
  • Los retos lúdicos

Otros datos

¿A quién se dirige esta actividad?

a padres y educadores de centros educativos, alumnos de magisterio y pedagogía. Cualquier colectivo interesados en este tema.

 

Imparte: Enrique Aguilar (maestro, investigador del desarrollo humano y creador del coaching lúdico)

 

 

Nº horas: 70 horas

 

Cuándo y dónde: Esta actividad se realiza a demanda del interesado. Nos desplazamos a cualquier punto de la geografía española